El cuidado de su amoblamiento

en 9 pasos

Paso n°1

En todas las superficies usar solamente paños suaves y limpiavidrios o paños de microfibra humedecidos. Secar siempre.

Paso n°2

No usar detergentes en polvos, esponjas abrasivas o de acero, ya que podrían dañar irremediablemente la superficie de las puertas y cajones.

Paso n°3

Evitar el estancamiento de líquidos, secar siempre todas las superficies.

Paso n°4

No usar vapor a 100°C o máquinas de limpieza a vapor.

Se recomienda remover inmediatamente todo tipo de residuos evitando la posible formación de manchas y/o rayas.

Paso n°5

Para los elementos en acero (pileta, encimera, grifos y campana) usar solo paños suaves y detergentes neutros o paños de microfibra humedecidos con agua tibia. Secar cuidadosamente la superficie con un paño suave para evitar manchas y rayas.

Paso n°6

Para los electrodomésticos seguir las instrucciones contenidas en los manuales de uso y mantenimiento del fabricante.

Todas las marcas de electrodomésticos que representamos han sido seleccionados entre los mejores fabricantes que cumplen a la perfección con la garantía de sus productos y un excelente servicio de asistencia.

Paso n°7

Encender la campana en cada vez que se cocine.

El humo, la humedad y los vapores pueden dañar con el tiempo la cocina. Para combatirlos es esencial encender la campana extractora durante la cocción. Lavar los filtros metálicos y sustituir periódicamente los filtros sintéticos para mantener la unidad en perfecto estado de funcionamiento, según las instrucciones de cada fabricante de campanas extractoras.

Paso n°8

Abrir el lavavajillas sólo cuando se haya completamente enfriado.

Los vapores emanados por el lavavajillas pueden causar grietas en los bordes, dañar las superficies, crear abultamientos y la proliferación de moho. Se recomienda, por lo tanto, abrir el lavavajillas sólo cuando se haya enfriado completamente y secar siempre posibles gotas de agua.

Paso n°9

No apoyar objetos calientes directamente sobre las superficies.